Buscar
  • L.Int. José Luis Rubio

Secretos para lavar los trastes

Podría parecer una tarea muy sencilla, pero la realidad es que lavar los trastes sucios, como muchas otras actividades en el hogar, también "tiene su chiste" y podemos seguir algunos fáciles consejos para optimizar esta tarea a la vez que ahorramos tiempo, dinero y esfuerzo.


1. Lava tus trastes en una tina con agua muy caliente. Esto puedes hacerlo en alguna tina pequeña de plástico o, para más fácil, tapando temporalmente el desagüe de tu tarja o fregadero, agregando un poco de lavatrastes y llenando con agua MUY caliente. Esto aflojará la suciedad y la grasa, te ahorrará mucha agua y tiempo al momento de lavar y tus trastes quedarán sin marcas de agua al secarse.


2. Sigue el siguiente orden para lavar los trastes: cristalería fina, vidrio, platos, cubiertos, cubiertos de servicio, platones y tazones de servicio, cacerolas y por último los sartenes. ¡Inténtalo así y verás cómo se te facilita el trabajo!


3. Sólo usa agua fría para lavar la vajilla que tuvo productos lácteos y almidonados. En esta caso el agua caliente no es recomendable.


4. Lava cuanto antes tus cacerolas y sartenes. Puedes utilizar sal para lavar aquellas piezas que quedaron muy grasosas, sólo frótala con una esponja seca hasta que la grasa desaparezca.


5. ¿Tienes lavavajillas? Procura poner cacerolas, sartenes y platos de uso rudo en la parte de abajo y los vasos, cubiertos y platos delicados arriba.


6. Cada que puedas, seca tus cubiertos a mano con un trapo suave. Esto evitará que se les formen manchas de agua que los hagan ver "sucios" y te durarán en buen estado por más tiempo.


Como puedes ver, estos consejos son bastante sencillos y puedes ponerlos en práctica de inmediato. Inténtalo y verás que se te facilitará mucho esa tediosa labor. ¡Hasta pronto!



18 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo